En algún lugar entre Francia e Italia, tomándonos unas birrolas.